viernes, 1 de julio de 2016

Una madre (Alejandro Palomas)


SINOPSIS

No se puede encontrar paz evitando la vida

Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido. Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera.

COMENTARIO

Llevaba bastante tiempo con ganas de leer algún libro de este autor, pero estoy tan inmersa en el género negro, que constituye mi zona de confort literario, que me cuesta decidirme a leer novelas de otras temáticas, aunque siempre tengo títulos que me rondan y me llaman la atención. En esta ocasión no ha sido una sorpresa, porque había leído opiniones muy favorables y confiaba en que la lectura fuera estimulante, pero, lo cierto es que mis expectativas se han cumplido de tal manera que creo que tardaré muy poquito en volver a leer otro libro de este autor, porque  la experiencia ha sido emotiva y gratificante.
Como cuenta la sinopsis, con ocasión de una cena familiar de Nochevieja, una madre reúne a sus tres hijos para pasar juntos una velada que lleva tiempo deseando volver a tener. Narrada desde el punto de vista de uno de los hijos, Fer, que nos hace un repaso de su vida y de las personas más próximas a él, Una madre nos relata la historia de una familia.
Fer intuye desde el principio que esa velada va a ser difícil, ya que sabe que, tras afrontar esa cena en la que están todos reunidos, habrá que arreglar cosas, recomponer, zurcir y recoger pedazos rotos, habrá que reconquistar los espacios de nuevo y convencerse de que los complejos vínculos que les unen son fuertes.

Y mientras transcurre esa cena, Fer hace balance de aspectos de la personalidad y la vida de sus seres queridos que no están a la vista, contándonos lo que él llama la cara B, la que sólo conocen unos pocos. Esa cara B que explica los actos de una persona y que sirve para conocer y comprender mejor a alguien.
Fer recuerda a cada uno de ellos y los sucesos que les han marcado, como la adaptación de su madre a la libertad recuperada,  la peculiar forma que tiene de asumir su salida de la sombra, su manera de ayudar, de dar cobijo a cada uno de sus hijos cuando lo necesita, de dar espacio también cuando es necesario, de vivir una aventura cuando se presenta. O la añoranza de una de las hermanas de Fer, tan profunda que a veces le impide respirar.
Fer es un personaje que se hace querer desde el primer momento. A pesar de la importancia que tiene la madre, una constante a lo largo de la narración, él constituye el eje de la familia, alguien a quien todos quieren y en quien todos confían, que siempre está presente para ayudar y para compartir los buenos y los malos momentos.
Una madre es fundamentalmente una novela de sentimientos, en la que ocurren pocas cosas. Sin embargo, os puedo asegurar que algo tiene la historia que consigue transmitir y que cala hondo, cada uno de los personajes, de sus vivencias, sus problemas y dramas personales, todo consigue conectar con el lector de forma que nos impliquemos en la trama.
Por supuesto, el tema principal que trata es el amor de madre, pero eso es tan sólo una parte, porque la novela habla también de la fuerza de los vínculos familiares, que están tratados con una sensibilidad y una ternura que atrapan sin remedio.

Reconozco que ha habido muchos momentos en los que me he emocionado, como cuando se refiere a la abuela de Fer y su “silla de las ausencias”, que todos tenemos desde que nacemos, en la que sentamos a alguien a quien añoramos por encima de todo, y cuya presencia queremos sentir.
Si hay algo que caracteriza a este libro es su sentido del humor, un humor elegante, que consigue que el lector simpatice con los personajes más extravagantes y que los errores, los defectos de carácter y los malos momentos, se vean con otra mirada, la del cariño y la comprensión. Plasmar eso en una novela sin caer en la sensiblería me parece difícil y arriesgado, y el autor lo ha conseguido de maravilla.
Pues eso, que es una novela bonita, entretenida y muy agradable de leer, que emociona y hace reír, así que la recomiendo sin dudarlo, y, por mi parte, no tardaré en leer alguna de las otras novelas del autor, seguramente la recién publicada Un perro, que continúa hablando de la misma familia.


AUTOR

Alejandro palomas nació en Barcelona en 1967. Es licenciado en Filología Inglesa y Master in Poetics por el New College de California. En San Francisco ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de autores como Katherine Field, George Gissing, Oscar Wilde, Jack London, Gertrude Stein o François Sagan. Es autor de varias novelas, entre ellas destacan El tiempo del corazón (por la que fue elegido Nuevo Talento Fnac), Tanta vida y El secreto de los Hoffman (finalista del VII Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), sin dejar de lado su última trilogía con la que se ha ganado el favor de los lectores, que inició con Una madre, siguió con Un hijo y que ha rematado hace poco con Un perro.

Fotografía del autor tomada de:

FICHA TÉCNICA

Editorial: Siruela (2016)
248 Páginas
ISBN: 9788416120437
Precio:17,95 €
Ebook: 8,99 €

PUNTUACIÓN:  



10 comentarios:

  1. Pues parece que sigo siendo una de las muy pocas incapaces de caer rendidas a los encantos de la prosa de Alejandro Palomas...
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Y yo sigo sin estrenarme con este autor... A ver cuándo le pongo remedio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. La leí el año pasado y me gustó mucho, es un autor que escribe muy bien
    Besos

    ResponderEliminar
  4. La leí hace unos meses y me encantó. Una historia costumbrista llena de sentimientos.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Me encantó como todos los de Alejandro Palomas. Intenta leer Un perro, en ella te reencontrarás con los personajes de Una madre
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Fue el último libro que leí el año pasado y me dejó muy buen sabor de boca, tanto que seguiré la pista del autor muy de cerca, porque escribe genial. 1beso!

    ResponderEliminar
  7. Es una novela emotiva y deliciosa, una de esas que se leen con placer y degustando cada línea y cada palabra casi. Tengo ganas de reencontrarme con la prosa del autor, a ver si lo hago pronto.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. A mi me encantó la historia, los personajes. Me transmitió muchos sentimientos y me sacó sonrisas. Continuaré leyendo a Alejandro Palomas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo pendiente, me encanta el autor =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...