martes, 25 de octubre de 2016

Happy Valley (serie TV)



SINOPSIS: Catherine, una sargento de la policía con experiencia y muy trabajadora dirige un equipo de agentes en un valle rural de Yorkshire. Además es una afligida madre que cuida de su nieto huérfano.

FICHA TÉCNICA

Título original: Happy Valley (TV Series)
Año: 2014
Duración: 58 min.
País: Reino Unido
Director: Euros Lyn, Tim Fywell, Sally Wainwright
Guión: Sally Wainwright
Música: Ben Foster
Reparto: Sarah Lancashire, Steve Pemberton, Siobhan Finneran, Shane Zaza, James Norton, Joe Armstrong, Rhys Connah, George Costigan, Charlie Murphy, Adam Long.
Productora: BBC One / Red Production Company
Premios. 2014: Satellite Awards: 2 nominaciones incluyendo Mejor miniserie de TV
 2014: Premios BAFTA: Mejor serie de TV - Drama y Mejor guión.

COMENTARIO

Últimamente estoy disfrutando mucho de las series y miniseries que ofrecen las nuevas plataformas digitales, y me apetece compartir mis hallazgos, así que hoy inauguro una sección del blog que quiero dedicar a las series que más me han gustado.
Empiezo comentando una de mis favoritas, una serie británica de género policíaco, aunque realmente combina el suspense con un drama psicológico que aborda asuntos más complejos que la simple trama criminal. El simple hecho de proceder del Reino Unido es garantía suficiente, ya que la calidad de las series británicas es, en mi opinión, superior a la de cualquier otro país.


Esta serie creada por Sally Wainwright se centra en una pequeña localidad de la campiña inglesa, una zona de Yorkshire, ubicada en un paisaje hermoso y apacible, aunque empobrecida y con bastante delincuencia. Happy Valley es tanto una historia policial como la historia de un personaje y sus experiencias como policía de una ciudad de provincias. El principal aliciente son los personajes protagonistas, que bordan sus papeles con una naturalidad, una sobriedad y un realismo que hacen que todos los capítulos resulten adictivos e impiden despegarse del sillón.

La protagonista es una policía muy poco convencional, que intenta llevar a cabo su trabajo de la manera más eficaz posible sin dejar de lado el factor humano, manteniendo el equilibrio con su complicada vida privada marcada por el suicidio de su hija, su divorcio y la mala relación con su hijo.
Catherine Cawood es una mujer de mediana edad, que, ayudada por su hermana alcohólica, ha decidido hacerse cargo de su rebelde nieto huérfano. Esta sufrida abuela brilla con luz propia, con serenidad y energía suficiente para mantener a raya a los pequeños y grandes delincuentes de la zona, y con un instinto especial para resolver casos complicados. Es un personaje que transmite tanto y resulta tan cálido y cercano que es imposible no dejarse subyugar capítulo tras capítulo por su forma de actuar y de resolver los problemas que se van multiplicando. También tengo que destacar el papel de la hermana que convive con ella, y que también resulta fascinante y entrañable.


Ya desde el primer episodio conocemos las líneas básicas de la vida de esta mujer, sus problemas e inquietudes, su fortaleza y sus debilidades, sus temores y sus anhelos, sus frustraciones y su inmensa capacidad de empatía. Puede parecer muy dura en algunos momentos, pero tras esa coraza de dureza esconde una fragilidad que llega a emocionar. No permite que nadie la hunda, pero por ello no deja de ser una mujer profundamente humana, compasiva y leal, con unos valores que se transmiten capítulo a capítulo. La actriz Sarah Lancashire borda un personaje profundo y lleno de matices.

De esta intensa y emotiva serie me ha gustado todo, el argumento, el desarrollo del carácter de cada personaje, los dilemas morales que se plantean y que dan consistencia y amplitud de horizontes al género criminal puro y duro, el enfrentamiento entre la maldad del criminal y la lealtad, la melancolía y la conexión con los seres indefensos de que hace gala en todo momento Catherine Cawood. Pocas veces una trama policíaca puede llegar a emocionar, pero esta serie lo consigue casi sin esfuerzo. Tiene además un trasfondo feminista, que no sólo nos muestra a una mujer sargento de policía capaz de dar cien vueltas a sus colegas varones, sino la fortaleza de otra mujer, Clare Cawood, la hermana de la protagonista, una exdrogadicta, capaz de superar su adicción y convertirse en una mujer sabia y serena, principal apoyo y compañía de su hermana.


En cuanto a la trama criminal, no tiene un argumento que pretenda mantener el misterio, ya que conocemos a los criminales desde el primer momento, pero permite conocer los recovecos de sus mentes y las motivaciones de sus actos, enfocándolos en muchos momentos desde su particular punto de vista. La novedad es que los asesinos son gente corriente de la localidad, que en un momento dado se rinden al impulso de cometer un delito grave del que intentan salir impunes por todos los medios. La serie sirve además de denuncia social de la violencia contra las mujeres.
La serie cuenta con dos temporadas de seis episodios cada una, y parece que la tercera temporada se hará esperar y tal vez no podamos verla hasta dentro de dos años. Es una lástima, porque a mí estas dos temporadas se me han hecho muy cortas y hubiera seguido las andanzas de esta increíble mujer durante veinte episodios más. Personalmente creo que la serie puede dar más de sí, por las múltiples subtramas que contiene, todas interesantes y que podrían tener continuación. 


Haced un descanso en vuestras lecturas y repantigaros en el sofá a ver las dos temporadas. Merece la pena.

Puntuación: 

1 comentario:

  1. No sabía de esta serie. Y por lo que cuentas, me gustaría mucho. A ver si logro verla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...